+34688-428-459
info@placerprohibido.com

Juegos perversos IV

Agencia de publicidad erotica

Juegos perversos IV

Juegos perversos nos lo ha enviado un lector apasionado de los relatos pero antes de nada debo avisaros….

  • Sexo muy explicito
  • Violencia
  • El contenido no es apto para sensibles.

Que comience la lectura de juegos perversos

Juegos perversos

 

Yo no tenía pensado participar nada más ayudarles. de hecho según nuestro plan ya había terminado y ellos se bajarían en la siguiente parada, pero no pensamos en qué pasaría si nos pillaba alguien simplemente creíamos que eso no pasaría.

Hasta que alguien nos susurra creo que ahora me toca a mí, aficionados. Los tres nos giramos asustados y vemos que un chico que está a nuestro lado vestido parecido a ellos con chaqueta que le tapa, gafas de sol y un pañuelo a modo de bufanda tapando el rostro nos mira y al fijarnos más podemos ver que las manos que nosotros creíamos que eran de alguno de nosotros eran de él y que la tiene bien cogida las tetas con sus manos por dentro del top.

Nos susurra que se nota que es nuestra primera vez, que él nos enseñara como se hace. Nos apartarnos un poco de ella sin soltarla lo justo para que Oscar se quite delante de Raquel y ponerse él,me hace una seña para que yo haga lo mismo con Robert,le gira la cara para que le mire directamente a él a la cara, ella no ha oído nada solo sabe que los tíos que la violan se han intercambiado.

El nuevo chico saca una navaja y se la pasa a Raquel por la mejilla, la baja por sus pechos y la lleva hasta sus muslos. Nos miramos sin saber que hacer no queremos que la haga nada, pero esto se nos ha ido de las manos no sabemos cómo pararlo sin que ella descubra que éramos nosotros sin que la gente del autobús se entere de lo que hacíamos, estamos paralizados no sabemos qué hacer. Él roza el coño de Raquel con la navaja,puedo notar como llora y tiembla aterrorizada, él se acerca a ella y le dice al oído, tan bajo que a pesar de lo cerca que estoy me cuesta mucho oírlo.

Que si le gustaría que la folle con la navaja. Ella llora y dice que no con la cabeza estamos tan asustados los demás que ya casi ni la sujetamos por lo que puede moverse y logra soltar una de las mano y apartar la que le sujeta la boca para poder hablar. Que por favor paremos que no dirá nada que nadie lo sabrá si la dejamos ir. Cuando intenta girarse a vernos a los demás él la coloca la punta de la navaja justo en la entrada de su coño y ella se vuelve rápidamente a mirarle sin atreverse a respirar siquiera por miedo a moverse.

Él le comenta que esto no funciona así que a las putas que se suben así a un autobús lleno de gente está claro que buscan polla de un montón de desconocidos que no se haga la niña buena,no va a decir nada porque nadie la creerá,nadie pensara que es cierto que subió sin ropa interior y con un vestido tan provocativo si no buscaba eso, si no quiere que la folle con la navaja lo único que puede hacer es ser obediente cerrar los ojos y hacer todo lo que la manden sin resistirse, sea lo que sea. Tras preguntarla si lo entiende ella le dice que sí y que obedecerá.

En nuestro caso se juntan un montón de cosas, miedo de lo que él pueda hacerla, el que nos denuncien si nos pillan, el morbo de seguir follando y las dudas de que se la folle un desconocido en la calle.

El me da en la mano para que la suelte y lo hago. Ella se queda de pies sin moverse con la falda aun de cinturón completamente desnuda. Coloca a Robert y Oscar de modo que nos hagan pantalla y nadie pueda verla. Él le dice que le masturbe,asustada le abre los pantalones y se la coge comenzando a masturbarle. Él me mira y me comenta que no nos queda demasiado trayecto así que habrá que hacerlo a la vez. Saca un condón y le dice que se lo ponga, a lo que ella acepta.

Me pregunta que si no voy a usarlo que con putas así que se la folla cualquiera deberíamos acostúmbranos a llevar que no se sabe que pueden tener, al fin y al cabo, él no sabe que es la primera vez que hace algo así ni que la conocemos. La avisa que será un poco complicado de pies y con tanta gente así que se asegure de colaborar todo lo posible y sobre todo moverse bien para que acabemos rápido.

Raquel dice que lo hará. El chico la indica que se meta primero la mía que ser más fácil así. A pesar de que la duele mucho por todo lo que ya la hemos hecho el miedo que tiene al tío es mayor así que sin pensárselo dos veces me la coge y me ayuda a meterla, una vez la tiene dentro de su culo se mueve un poco para acostumbrarse a ella,mientras lo hace él la baja el top dejando al descubierto sus pechos.

“¿Veis como le gusta la caña a esta puta?, mirar que mordiscos tiene en las tetas”.

Ellos ya los habían visto en las fotos que les envié antes, pero para evitar ser pillados se hacen los sorprendidos. Él se coloca delante de ella bien pegado y en el acto ella entiende lo que quiere le ayuda a meterla en su coño,se nota bastante lo mucho que le cuesta moverse con las dos dentro, pero quiere que acabemos rápido así que apoya sus manos en la pared del autobús para

equilibrarse abre bien las piernas y comienza a subir y bajar mientras se muerde los labios para no gemir,lo hace con ganas para hacernos llegar rápido, pero él está acostumbrado por lo que aguanta y yo ya me he corrido varias veces en ella hace poco así que me cuesta llegar otra vez por lo que le lleva un buen rato lograrlo. Raquel en todo ese tiempo no abre ni una sola vez los ojos, no sé si por miedo a enfadarle o por intentar hacer como que no está ocurriendo. Mientras tanto Robert y Oscar aprovechan para comerle a turnos las tetas.

Finalmente, ambos terminamos yo sobre su espalda cayendo sobre su top doblado en su cintura y él la saca se quita el condón y se corre sobre su vientre,directamente se pega a ella y usa el top para secarse la polla.

Cuando ella creía que ya había terminado todo él se vuelve a acercar a ella y la dice que nos haga una buena despedida, la hace ponerse de rodillas y nos dice que nos de sexo oral a todos. Por el miedo obedece,se pone de  rodillas en el suelo el autobús con el top y la minifalda de cinturón sin nada más puesto cubierta de semen se pone a comerla a los cuatro un rato a cada uno mientras usa sus manos en otros dos y otro se va haciendo una cubana en sus tetas mientras nos vamos turnando,hasta que al final los cuatro vamos terminando poco a poco en su cara.

Al terminar nos damos cuenta que el autobús ya está casi medio vacío que la gente se había ido bajando sin fijarse en nosotros, Raquel está llorando ya no le importa si la oyen llorar mirando al suelo. El chico al ver que nos asusta la situación nos dice que no tenemos nada que preocuparnos que esto es habitual que nadie dirá nada que miremos a nuestro alrededor.

Las chicas que aún quedan miran por la ventana evitando mira hacia donde estamos por miedo a ser las siguientes. Algunos tíos miran hacia otro lado como si no pasara nada para evitar meterse en un lió o que les ataquen. Y otros no solo miran directamente sino…

Que los hay grabándola con la cámara del móvil o haciéndole algunas fotos.

Algunos miran directamente disfrutando el espectáculo.

Incluso los más osados están masturbándose con ella fuera en su mano mirándola. Hasta el punto de que un par de ellos al ver que hemos terminado se acercan y nos apartan un poco para poder ponerse delante de ella y correrse ellos también sobre ella.

En la siguiente parada tanto el chico como mis amigos y los que se masturbaban se bajan.

Ella aún sigue llorando desnuda llena de semen en el suelo. Yo me paro al lado de ella sin saber si ayudarla o que hacer ahora. Toda la situación me ha desbordado y se me ha salido de control.

Cuando ella logra reponerse un poco se coloca la ropa la toca y se da cuenta de la cantidad de semen que tiene por su cuerpo y su ropa. Cuando llegamos a una parada pasa a mi lado sigue mirando el suelo aun no me ha mirado ni una sola vez. Solo dice una palabra “vamos”.

La sigo y bajamos ambos del autobús,nos hemos pasado hace bastante su parada hay casi 20 minutos andando hasta su casa,va a hacerse muy largo el camino,nada más bajar ella empieza a caminar hacia su casa,tirando cada poco de la ropa para intentar taparse todo lo que puede,pero ni siquiera se ha limpiado solo camina mirando al suelo y llorando,las lágrimas van arrastrando el semen de su cara hacia sus pechos.

En su ropa apenas queda sitio para más manchas de semen. Recorremos así casi todo el camino en silencio solo sus lloros. Cuando alguien se acerca ella cambia de acera o se esconde en un portal o algo hasta que pasan para que no la vean. Le da vergüenza como esta y miedo de lo que puedan hacerle o decirle.

Cuando casi llegamos a su casa se para y me dice que no quiere que la vea ningún conocido, que imagine que pasaría si la ven algún amigo de la madre o alguno de nuestros amigos. “nuestros amigos” así que no sabe que eran ellos, al menos eso es bueno supongo. Le pregunto qué quiere hacer me pide que valla un poco delante y la vaya avisando para pasar.

Cuando logramos esquivar a todo el mundo y llegamos a la puerta de su casa se me queda parada delante llorando sin mirarme a la cara.

Raquel – Tenias razón, que te lo hagan tres desconocidos no es ni tan divertido ni se disfruta tanto,espero que al menos tú disfrutaras mientras me lo hacíais.

* Lo siento, se me fue todo de las manos y no supe pararlo.

Raquel – Lo sé, no te preocupes tú no tienes la culpa fue idea mía,promete solo que no se lo contaras a nadie y no lo volveremos a hacer. Puedes hacerme lo de la tienda o lo que quieras siempre que quieras, pero solo tú,no volveremos a hacerlo con desconocidos. Sobre todo, no se lo cuentes jamás a Robert y Oscar, no quiero que mis amigas se enteren o que ellos se crean que soy una puta y que pueden hacerme algo. Sé que son tus amigos, pero no me fio mucho de ellos varias veces les he pillado mirándome raro.

* Tranquila, será nuestro secreto.

Cualquiera le dice ahora que en el autobús le hizo gente fotos,vídeos y que a saber dónde terminan o quien los ve.

Raquel – Venga házmela. Sé que quieres una foto de recuerdo,pero solo una y no quiero verla nunca,ni que volvamos a hablar de lo que paso en el autobús.

Después de aprovechar que se queda quieta en la puerta posando. Me dice que necesita un último favor que ya se nos ha hecho más tarde de lo previsto, que supone que su madre estará ya en la cama y que seguramente se habrá tomado algo para dormir por el estrés del negocio. Pero que no puede arriesgarse a que la vea así. Que entre antes,que me asegure que duerme y que vigile que la madre no despierte o la pille mientras se cambia y se ducha.

Tras entrar en casa me dirijo a la habitación con cuidado mientras ella entra en la casa y compruebo que está profundamente dormida. La aviso y Raquel va rápido al baño y se mete en la ducha con ropa y todo a llorar. Como está claro que va a tardar bastante aprovecho para mirar el móvil.

Tengo bastantes mensajes en el chat con ellos. Me preguntan si va todo bien si me dijo algo si sabe quiénes éramos. Les envió la foto de ella en la puerta de la casa. Y les digo que tranquilos que todo está bien y que no sabe que fueron ellos.

Al sentirse a salvo comienzan a decir lo bien que estuvo lo mucho que disfrutaron lo que les encanto follarla, lo puta que era y lo bien que lo hacía. Que increíble que se dejara una doble penetración y que acojonaron que se dejara cuando los del autobús se corrieron sobre ella,que tengo muchísima suerte con una sumisa así y que seguro que me lo paso en grande cada vez que la follo. Una lastima que la noche se haya terminado y que habrá que esperar a la próxima. Que a cuál de las dos cogeremos primero.

Mientras hablo con ellos voy a la habitación de Raquel y cojo algo de su ropa y se la llevó al baño para comprobar como esta ella dice que está todo bien y hace como que se ducha, pero nada más salgo del baño mientras cierro la puerta puedo ver como vuelve a ponerse de rodillas y vuelve a llorar.

Les contesto que ya hablamos mañana cual escogemos y planeamos que hacer, pero que solo tengo clara una cosa que no podemos arriesgarnos otra vez tanto y que la próxima tiene que ser más en privado y que ahora tengo cosas que hacer que ya lo hablamos mañana.

Lo siguiente que mando es una última foto para cerrar el día.

La madre de Raquel dormida en la cama con los pantalones y las bragas en sus rodillas,la blusa del pijama abierta con el sujetador subido dejando ver los pechos aún más grandes que los de su hija y mi polla metida en su boca,la foto le acompaña un texto. “Tendré que entretenerme de alguna forma dado que Raquel fácilmente tardara más de una hora en salir de la ducha. Y con lo que esta se toma para dormir nada la despertara”….

Por

SombrasOscuras

Fin

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar

Debes de ser mayor de edad para entrar

Por favor verifica tu edad

- -