+34688-428-459
info@placerprohibido.com

Amor forzado

Agencia de publicidad erotica

Amor forzado

Amor forzado

Aquel día Marta decidió que tenia que hacer una cosa con un
hombre, era un deseo que tenia desde hace años pero no
encontraba con quien.
Se la ocurrió llamar a su amigo Luís, un chico que le atraía algo de
él pero al no verle durante largos periodos de tiempo, se solía
preguntar que haría, si estaría con otras chicas y ella deseaba
retenerlo a su lado para siempre.
Cogió el teléfono y se decidió a llamarlo, después de una no muy
larga conversación, le dijo que le invitaba a cenar esa noche en su
casa.
Antes que él llegara, Marta se preparo, se puso un vestido negro
corto símil de cuero, un conjunto de lencería de red y unas botas
altas hasta las rodillas de tacón de aguja.
Al rato sonó el timbre de la puerta y allí estaba Luís, al verla se
quedo asombrado de cómo ella iba vestida, y después de
saludarse, hablar un poco, se sentaron a cenar. La cena era amena
y con casi todos los platos afrodisíacos, ya que la idea era que él se
calentara, en un momento que Luís se despisto, Marta aprovecho
para echarle algo en la copa de vino, la idea era que se fuera
durmiendo y así poder controlarle.
Al cabo de un rato, Luís se iba quedando dormido pero Marta
seguía con intención de tenerle en tensión sexual y se rindiera a sus
pies, pero a los minutos él se durmió.
Marta aprovecho para desnudarle, y después de acostarlo en el
sofá, ella se dirigió a su habitación para coger un par de cosas que
la eran necesarias para culminar su plan.
Primero con la cinta adhesiva envolvió completamente a esta, tipo
momia, dejando le solo a la vista, la boca, ojos y sus partes intimas,
quería que cuando se despertara, viera lo que estaba pasando.
Una vez le tuvo todo momificado, ella frotaba su sexo contra el de
él, necesitaba sentirlo, al rato ella consiguió el orgasmo que
deseaba, de ese hombre que siempre la había atraído.
Mas tarde cogió lo que para ella iba a ser su tesoro y gran posesión,
un cinturón de castidad para él, Marta se juro que solo tendría sexo
con ella, la idea de no verle y que estuviera con otras mujeres la
enfermaba. Después de colocárselo y cerrarlo con llave, tranquila y
feliz por lo que había realizado decidió descansar un rato al lado del
hombre que iba a ser suyo.
A las horas escucho como Luís pedía ayuda, se despertó y se
sentía inmóvil, ella se acerco y con una mano levantando le la
cabeza y la otra tocándole su pene prisionero, le obligo a que viera
como estaba y que llevaba puesto.
Él empezó a gritar pidiendo ayuda y diciéndola que estaba loca, ella
se negó a oír sus improperios y le amordazo, y acercando su boca
al oído de él le dijo:
– Serás mió para siempre, lo que llevas puesto será tu obligación
y mi placer, olvídate de nada más. Solo serás mió.
Durante unos días le tuvo así, ella aprovechaba para satisfacerse
sexualmente, pasando su sexo por la castidad forzada de el,
tocándosela con los pies desnudos, y todo tipo de perversiones
sexuales que podía realizar, él tenia que ver y sentir como toda su
virilidad era impedida.
A los días, Marta decidió soltarle para dejarle ir, pero el cinturón lo
llevaría puesto. El la imploro que por favor se lo quitase, pero todas
las respuestas que recibía eran negativas. Antes de dejarlo marchar
no sin antes obligarlo que lamiera sus pies mientras Marta se
tocaba para conseguir mas placer y pensar que Luís se fuera mas
excitado sin poder demostrar nada, le levanto la cabeza de sus pies
y cogiendo ella la llave de la jaula, la destruyó. Una vez lo hizo dijo
a Luís que se marchara y no volviera, se acordaría de ella siempre.
Han pasado años, y no se han vuelto a ver, pero Marta todos los
días se da placer pensando que su fantasía se hizo realidad y
sabiendo que por ahí andaba un hombre eternamente en castidad.
Fin
Por Laura

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar

Debes de ser mayor de edad para entrar

Por favor verifica tu edad

- -